Blog

Las nuevas empresas rurales en Extremadura surgen por oportunidad más que por necesidad

La persona empresaria extremeña rural ha emprendido más por oportunidad que por necesidad, según se explica en el informe `Situación del Emprendimiento Rural en Extremadura. Una perspectiva a partir del proyecto GEM´. En el informe también se establece que el 67,7% de las iniciativas emprendedoras rurales se llevaron a cabo con un único propietario.

`Situación del Emprendimiento Rural en Extremadura. Una perspectiva a partir del proyecto GEM´ es un estudio sobre la situación del emprendimiento rural extremeño basado en datos Global Entrepreneurship Monitor (GEM),el más prestigioso y extenso estudio sobre el estado del emprendimiento a nivel mundial. Según se desprende de este estudio, las iniciativas emprendedoras rurales en la comunidad autónoma surgen más por oportunidad que por necesidad. Aunque en la provincia de Cáceres la necesidad ha impulsado a emprender más del doble que en la de Badajoz (2,07% vs. 0,93%), en las diferentes áreas geográficas la necesidad ha motivado al menos una de cada cinco iniciativas rurales en todo el período analizado.

En cuanto a la iniciativa, el 63,7% de las nuevas empresas rurales se llevaron a cabo con un único propietario, el 24,3% con dos y en el 11,7% restante, con tres o más propietarios.

Por otro lado, el perfil medio del emprendedor rural extremeño responde al de un hombre, de aproximadamente 33 años, con estudios secundarios o de grado medio universitario, que tiene un nivel de renta que oscila entre 1.200 € y 1.800 €, que trabaja a tiempo completo o parcial y que reside fundamentalmente en la zona norte de la provincia de Cáceres.

En cuanto a la inversión inicial, los emprendedores extremeños han necesitado de media para la puesta en marcha de un negocio en el ámbito rural un capital de 76.641 €, del que han puesto el 87,51% del mismo, es decir, 67.066 €. Esta circunstancia contrasta fuertemente con el escenario urbano, donde si bien la cantidad que requiere comenzar un negocio es algo mayor a la necesitada en el ámbito rural (80.523€ vs. 76.641€), el emprendedor urbano ha contado con mucho mayor apoyo financiero externo, de tal suerte que sólo ha aportado el 45,53%.

Más información, en este enlace.